Justificación

      ¡Tenemos un gran problema!.

      Una gran deuda sanitaria no es bueno, pero no es mejor la inercial tendencia a mantener el comportamiento inflacionario de crecimiento ilimitado en el gasto sanitario.

      La ilimitada bolsa para todo se ha vaciado y de poco sirve achicar agua si sigue abierta la vía de agua.

      Aunque las acciones de mejora hayan de realizarse sobre todas las facetas del poliedro de la empresa sanitaria (compras en escala, gestión de personal, colaboración público-privadas, más sinergias en el mundo hospitalario, nuevas formas de colaboración con la industria farmacéutica…), la de la participación e implicación del profesional, a la búsqueda del comportamiento excelente, sin duda aparece como crítica y de relativa complejidad.

      Este es nuestro fuerte, la Gestión del Comportamiento Profesional Excelente  y eso es Centros en Transición©.